Hulk, modelo por un día

Las sesiones de estudio son completamente diferentes a las de exterior. En ellas el perro suele estar más atento a mí (lo confieso, tengo premios, jijijiji) y es más sencillo hacer retratos, por ejemplo. Se pierde la espontaneidad que nos regalan las sesiones de exterior pero se gana en poses, ya que es más sencillo mantener a vuestro amigo tranquilo. Hulk, un impresionante border collie, posó así de guapetón para mí en estudio. ¡No me puede gustar más el resultado! ¿Te animas a probar con tu perro?